Gedeth Newsletter El marketing online en busca del cliente internacional (I)

cabecera-newsletter3          

El marketing online en busca del cliente internacional (I)

network-cablesAutor: David Mendaña
Cualquier empresa sabe ya que internet es su primera herramienta a la hora de plantearse la internacionalización. Y no estamos hablando solamente de gestionar el comercio exterior por internet, o de exportar online a través de un e-commerce (un tema del que ya hemos hablado en el pasado y esperamos volver a hablar en el futuro). Estamos hablando de un uso integral de internet desde la misma fase de prospección de mercados y definición de la estrategia; de marketing online internacional.
Internet lo ha cambiado todo en cuanto a exportación se refiere. La PYME actual, todos lo sabemos, vive buscando opciones low cost para sus gastos.
Uno de esos gastos es el de los viajes comerciales, viajes de prospección, asistencia a ferias y otros mecanismos tradicionales para estudiar los mercados exteriores. Y no es una opción barata: el vuelo, el tiempo dedicado (y sustraído a otras tareas comerciales), el alquiler del stand, el material promocional, el transporte físico de las muestras… No es casualidad que la principal actividad de los organismos de promoción de las exportaciones, como las oficinas comerciales, haya sido siempre la planificación y el apoyo a las empresas para este tipo de actividades, tratando de aliviar un poco el enorme peso que un viaje puede suponer para una pequeña empresa de recursos limitados.
Por suerte, la tecnología ha hecho posibles cambios enormes, y tan rápidos que la mayoría de las empresas lleva años de retraso. Cuando yo fui becario en una oficina comercial, compañeros de cuarenta y pocos años me hablaban de elaborar los listados de importadores con las Páginas Amarillas y una fotocopiadora, y de cómo internet lo había cambiado todo. ¡Y la tecnología ha cambiado mucho desde que yo fui becario! El trabajo de prospección, valoración de mercados potenciales y búsqueda de clientes (y proveedores) han sido transformados de pies a cabeza por internet.
Y aun más lo ha transformado todo el marketing. Una página web permite que los productos y servicios de las empresas sean encontrados y demandados desde cualquier parte del mundo, ¿no es cierto?
Pues no. Olvídenlo.
Hace ya muchos años que la presencia online, por sí sola, sirve para poco. Es como tener un teléfono: se da por sentado, no diferencia a nadie, no sirve para que nadie consiga un cliente. El marketing online, tanto más si es internacional, precisa de una presencia online amplia, coherente, y sobre todo orientada.