Valores del Movimiento moderno y Tradición productiva SKALA Scandinavia

Valores del Movimiento moderno y Tradición productiva Ante la situación actual, con los fuertes cambios sociales, económicos y también culturales que estamos viviendo, en SKALA Scandinavia optamos por construir el futuro sobre dos pilares estratégicos: los valores del Movimiento moderno y la recuperación de las tradiciones productivas locales. Pero las tradiciones no son algo a preservar de forma simplista. Su reconocimiento, valoración y preservación pasa por invertir en su actualización. Por ello pretendemos observar, estudiar y proponer aquellas producciones que han funcionado bien durante un largo período de tiempo en diferentes contextos europeos, partiendo de las experiencias escandinavas que es donde más se ha preservado, actualizado, potenciado y difundido el “saber hacer” local. Apreciamos y respetamos el legado de la tradición constructiva en sus diversas disciplinas y entendemos que la historia ofrece una perspectiva para encontrar muchas de las respuestas a cómo podemos mejorar la calidad de vida actual respetando el medio ambiente del que forman parte. El Movimiento moderno propone valores sobre el diseño a los que no somos ajenos. La tradición local como respuesta a una necesidad  y un contexto, concentra conocimiento y experiencia. Esa intersección construye el lugar de encuentro en el que pretendemos centrar los esfuerzos y proponer la mejor realidad productiva. El producto sostenible es sensible a su entorno. Uno de sus atractivos es su potencial para producir piezas propias de un lugar, respondiendo a las condiciones y recursos de su entorno y siempre que sea posible utilizando materiales locales sostenibles. Una pieza específica de mobiliario no puede separarse fácilmente de los materiales y componentes que lo integran. Su selección influye profundamente en su diseño, rendimiento y mantenimiento. Los efectos de esa decisión, los consideramos desde dos puntos de vista. En primer lugar los impactos debidos a su fabricación, procesado, transporte, mantenimiento, reciclaje y eliminación. Y en segundo lugar, las influencias sobre el rendimiento medioambiental del hábitat en su conjunto donde se van a incorporar. Esto nos lleva a la siguiente palabra clave de nuestra propuesta: Calidad. La Calidad coincide con la cantidad de verdad integral y material de un producto. No puede conocerse la calidad de una pieza sin bucear en su esencia geométrica. Elegir un material que sea realmente adecuado para su propósito, y que haya sido utilizado durante un largo período de tiempo para ese objetivo específico, nos dará una mayor garantía de obtener un producto final de calidad. Más información en http://www.skalascandinavia.com Tess Johansson  info@skalascandinavia.com showroom@skalascandinavia.com